Cómo hacer para que las fundas del sofá no se muevan

No hay duda de que una de las tareas más complicadas a las que nos enfrenamos en nuestro día a día es a cómo evitar que se mueva la funda del sofá.

Es verdad que las fundas para sofá son muy útiles. Nos sirven para evitar que se estropee la tapicería del sofá, se ensucie o se llene de arañazos si tenemos animales en casa, -que ya es mucho porque es una ardua tarea quitar las manchas de un sofá-. Y, también, por supuesto, nos sirve para darle un estilo diferente a nuestra estancia y salir de la monotonía.

Y, claro, las usamos tanto que inevitablemente, van de un lado a otro sin parar. Y, más aún, cuando el sofá es de piel o poliepiel, ya que el deslizamiento es mayor.

Y, así, rato tras rato, ahí estamos intentando que se ajusten las fundas y se mantengan en su sitio.

Pero ¿cómo evitarlo? Te contamos algunos trucos.

funda-sofas-valencia-GEO-Teflon2

Fundas de sofá ajustables: la mejor opción

Las fundas de sofá ajustables son la opción más fiable para evitar que se mueva. Al estar más pegada a los asientos y contar con tiras de ajuste para el agarre, hace que no se mueva y permanezca fija. Además, estas suelen ser fundas de sofá elásticas por lo que ofrecen mayor versatilidad y flexibilidad en el movimiento. Eso sí, hay que tener en cuenta, como en todo, el tamaño del sofá para comprar la funda que vaya acorde a ella.

Pero, además de las fundas de sofá ajustables, existen algunos trucos caseros que pueden ayudar a que las fundas cumplan esta función sin necesidad de ser 100 % ajustables.

Trucos para conseguir fundas de sofá que no se muevan

Estas son algunas soluciones efectivas para conseguir fundas se sofá que no se muevan:

  • Cintas de agarre para alfombras: estas cintas adhesivas sirven para lograr que las alfombras se queden en su sitio sin moverse de un lugar a otro cuando las pisamos. Por eso, puede ayudarnos también a cumplir la misma función con las fundas del sofás y evitar su movimiento. Solo hay que pegar estas cintas a la tapicería del sofá para dejarla fija una vez colocada. Peor ¡ojo! Hay que tener en cuenta que hay tapizados de sofás que no se adhieren a las cintas de agarre para las alfombras o que no es aconsejable utilizarlas porque puede dañar el material. Y, claro, la utilidad de las fundas es para conseguir justo lo contrario. Así que antes de utilizar este truco debemos asegurarnos de que es la mejor opción.
  • Acoplar los excesos de tela: como hemos adelantado, una de las opciones más efectivas son las fundas de sofá ajustables, pero, incluso así, como cada sofá es un mundo, pueden quedar trozos de tela sobrantes. Para ello, una solución es acoplar este exceso de tela en los pliegues que hay en el sofá (normalmente, en el respaldo y los asientos o entre los brazos y los asientos).

Estas son algunas soluciones más caseras a las que podemos recurrir para conseguir nuestro objetivo: unas fundas de sofá lo más inamovibles posibles. Pero, si lo que necesitas es asesoramiento profesional o, simplemente, elegir la funda que más se ajuste (nunca mejor dicho) a tus necesidades, en Sofás Valencia te ayudaremos y ofreceremos toda nuestra gama de productos.

Qué dices, ¿empezamos a elegir?

Nuestra puntuación

Encuentra tu sofá

Abrir chat
Escanea el código
Hola! Soy Álvaro, ¿en qué puedo ayudarte? Resolvemos tus dudas por WhatsApp.