¿Qué tipos de sofás de piel puedo encontrar en el mercado?

Los sofás de piel son uno de los productos más demandados en nuestra tienda de sofás. Lo cierto es que a pesar de ser un tipo de tapicería bastante cara, tiene algunas propiedades muy interesantes, sobre todo por lo que respecta a resistencia, durabilidad y transpirabilidad.

Aunque muchos no lo sepan, existen diversos tipos de pieles para las tapicerías de sofás. En el artículo de hoy analizaremos en profundidad qué clases de pieles puedes escoger para tu sofá y qué ventajas tienen por encima del resto de tejidos.

¿Cuáles son los tipos de pieles que se utilizan para las tapicerías de sofás?

Como ocurre con cualquier tipo de piel animal, esta consta de tres capas diferenciadas:

  • Epidermis.
  • Dermis.
  • Tejido subcutáneo.

La piel utilizada para las tapicerías se extrae de la dermis, que es lo que conforma la mayor parte del grosor de la piel del animal.

Dentro de la dermis también existen diversas partes diferenciadas. Algunas son de más calidad que otras, lo que obviamente hará que el precio sea también más elevado. Estas partes son:

La capa flor: vendría a ser la primera capa y la que nos proporciona la piel de más calidad. Cuando hablamos de pieles 100% naturales nos referimos a esta capa en concreto. La capa flor de la dermis produce pieles muy poco tratadas, y podemos apreciar algunas irregularidades propias de esta tejido natural como arrugas, diferencias de color y de grano. Por supuesto, la capa flor es mucho más cara.
Capa reticular: esta parte vendría a ser todo lo que no engloba la capa flor. Este tipo de piel sí que se trata con el objetivo de eliminar posibles imperfecciones. A pesar de esta manipulación, la capa reticular sigue siendo un tipo de piel 100% natural. La ventaja de escoger este tipo de piel es que es mucho más económica.

Cómo debe ser el mantenimiento de un sofá de piel:

A pesar de que un sofá de piel tiene muchísimas ventajas por su transpirablilidad, durabilidad y facilidad de limpieza, lo cierto es que existen unos procesos de mantenimiento especiales que deberemos llevar a cabo si queremos que nuestra pieza dure lo máximo posible.

Estos son los pasos que deberás llevar a cabo para que tu sofá de piel luzca como el primer día:

De vez en cuando pasar por la superficie una gamuza de algodón, que este algo húmeda. Usar siempre un jabón neutro para evitar que la piel se deteriore.
Las cremas hidratantes para manos son muy perjudiciales para este tipo de tejidos. Evitar a toda costa productos de limpieza tradicionales como los multiusos.
Limpiar e hidratar periódicamente la piel del sofá con unos productos especiales. Existen kits diseñados con este propósito que cuentan con todos los productos y accesorios necesarios para el mantenimiento del sofá.

Como verás, los sofás de piel son un producto increíble. No dudes en visitarnos a nuestra tienda de sofás en Valencia, Madrid, Barcelona, Vitoria o Córdoba.

 

 

Nuestra puntuación

Encuentra tu sofá

Abrir chat
Escanea el código
Hola! Soy Álvaro, ¿en qué puedo ayudarte? Resolvemos tus dudas por WhatsApp.