Sofás con estructura metálica

Un sofá es un elemento de diseño y comodidad y, como tal, nos tiene que ofrecer resistencia y durabilidad. Sus interiores deben darnos todo el aguante posible para que su duración sea lo más longeva posible, y cuando tenemos niños con unas edades en las que el juego suele ser mediante la fuerza bruta, hemos de sopesar la viabilidad de adquirir un sofá reforzado.

Las estructuras metálicas en los sofás nos ofrecen esa posibilidad, reforzando la estructura de una manera interna, por lo que la apariencia exterior del sofá no sufre cambios bruscos, la comodidad tampoco se ve afectada, y añade un plus de peso al sofá impidiendo movimientos bruscos que puedan descuadrar de alguna manera su estructura. Además, en caso de ser personas con abundantes cambios de domicilio, lo que implica hacer muchas mudanzas, también nos ayuda en el tema de refuerzo en caso de mala manipulación.

¿Porque comprar un sofá con estructura de aluminio o similar?

Las estructuras de aluminio, hierro o acero son muy resistentes y se recomiendan en caso de cambiar mucho de casa, ya que resisten bien las mudanzas y traslados. El aluminio es habitual para conformar el bastidor en los sofás que se articulan e incorporan mecanismos, como los sofás cama.

 ¿Cual es el lugar óptimo para colocar un sofá?

Otro tema importante es el lugar donde vamos a disfrutar de nuestro sofá, ya que, dependiendo del material de la estructura, podemos tener problemas si es una zona con mucha humedad. En  Sofás Valencia siempre utilizamos madera maciza tratada para que la humedad no sea un problema, pero es evidente que una estructura de acero o aluminio, aunque acostumbra a llevar un recubrimiento aislante, no soportará tan bien la humedad, lo que nos hace que debamos sopesar debidamente cuales de nuestras necesidades debemos atender con más premura.

Normalmente, todos los sofás cama tienen estructura metálica, ya que el mecanismo de la cama, ya sea somier de láminas o muelles, debe tener la resistencia suficiente para soportar el peso de una o dos personas. También hay sofás convencionales, como nuestro modelo Dubai, que dispone de estructura metálica, lo que lo convierte en el Terminator de los sofás, dándole una resistencia y durabilidad mucho más latente, pudiendo soportar pesos elevados y el “maltrato” habitual de los niños en nuestra casa.

El mundo de la tapicería evoluciona constantemente, y no debe extrañarnos si en un futuro más o menos próximo, surgen materiales que se puedan manipular con facilidad y nos aporten una resistencia superior. Mientras tanto, siempre podemos optar por las estructuras metálicas, y aunque su precio sea ligeramente superior a una estructura de madera tratada, probablemente lo amorticemos alargando en mucho tiempo la vida de nuestro sofá.

Nuestra puntuación

No hay comentarios todavía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra tu sofá